Alemania llegó a Rusia. El campeón del mundo viajó preparado, no sólo en el aspecto futbolístico, con lo que buscará reeditar el éxito que consiguió en Brasil en 2014. También a nivel de alimentación y de bebestible.

La federación germana, a través de su cuenta en Twitter, comunicó que la delegación también llevaba elementos que forman parte de su dieta más tradicional. Entre ellos se cuentan 18 mil litros de cerveza, 700 kilos de salchichas y 300 kilos de papas. “¡Nosotros también venimos preparados!”, afirman, jocosamente, en la red social.

Deja un comentario