Un partido emocionante de 120 minutos, un encuentro en el que los nervios de ambas selecciones estuvieron de punta, porque Croacia y Dinamarca tuvieron opciones que no pudieron concretar.

Iniciando el partido, Jörgensen, sacó un remate dentro del área croata que de milagro permitió la sorpresiva delantera para los de Dinamarca, sin embargo, Croacia, reaccionaria rápido para poner las cosas tablas en el marcador, también de forma accidentada en una serie de rebotes dentro del área pudo conseguir el empate cortesía de Mandzukic. Se llegaría el tiempo extra y después la tanda de penales, donde Croacia lo ganaría con un marcador global de 3-2 en una apretada ronda de tiros que le permitieron clasificar a los cuartos de final.

 

 

Deja un comentario