La modelo rusa Natalia Vodianova, de 36 años, ingresó junto con el arquero español Iker Casillas el cofre con la Copa del Mundial Rusia 2018.

La historia de Vodianova es tan interesante como ella; pues pasó de vender frutas a ser una reconocida modelo.

A los 15 años, con mucho esfuerzo, Natalia ingresó a una agencia de modelos y dos años después entró a Viva Models de París gracias a su belleza.  La modelo ha participado en múltiples campañas para revistas como Cosmopolitan y Vanity Fair.

Aparte del modelaje, Natalia ha incursionado en organizaciones benéficas como Naked Heart Foundation, encargada de darle oportunidades a niños necesitados.

La joven fue nombrada embajadora de su ciudad natal Nizhny Novgorod,  al oeste de Rusia.

Natalia no dudó en compartir su orgullo por la inauguración desde sus redes sociales.

Deja un comentario