Si alguna selección tiene motivos para soñar este 2019, indudablemente, El Salvador es una de ellas. Porque, para poder ver a El Salvador cerca de la situación 70 que hoy día ocupa en la Clasificación Mundial FIFA, hay que retornar el calendario hasta dos mil catorce, cuando ocupó el peldaño sesenta y ocho.

Desde entonces, La Distinguida peregrinó entre el ochenta y cuatro y ciento cuarenta, y llegó al dos mil dieciocho en la posición 100. Sin embargo, para el veinte de diciembre, fecha en la que se publicó la última actualización de la Clasificación Mundial en dos mil dieciocho, estaba sobre la mundialista Panamá y había firmado la tercera mejor progresión anual (+30), solo bajo Kosovo (+46) y Kuwait (+31).

Ver más: Barcelona cometió alineación indebida

El Salvador va a vivir un marzo trascendental, cuando cierren el clasificatorio de la Liga de Naciones recibiendo Jamaica. Necesita ganar y aguardar a lo que hagan los demás para ver si quedan entre los diez primeros. 

“Hay que trabajarlo y prepararlo bien, mentalizar a los jugadores de lo importante, la necesidad de jugar con agresividad ofensiva y con orden. Será un partido de mucha presión y mucha tensión” dijo De los Cobos.

 

Síguenos también en:

Instagram: @DeportesTCS
Facebook: DeportesTCS

Twitter: @DeportesTCS