El Deportivo Alavés se enfrentó este lunes al Levante, el partido terminó con un resultado a favor de los locales, pero el centro de atención fue para los pocos hinchas que asistieron al encuentro, que ingresaron a las instalaciones cinco minutos tarde, con pancartas, con las luces de sus teléfonos, con cánticos fúnebres, vestidos de negro y con un ataúd que pasearon por el estadio, para protestar en contra de jugar los partidos los lunes.

Ver más: Champions brindará homenaje a Sala

“El fútbol ha muerto, larga vida al fútbol. Rogamos una profunda reflexión por el alma del difunto e invitamos al resto de aficiones  participar en su duelo.” Así manifestaron su inconformidad los seguidores del Alavés.

La afición protestó por los horarios que La Liga ha puesto a su equipo. Es la tercera vez que el Alavés juega un lunes, ya que el 17 de diciembre se enfrentó al Athletic y el 28 de enero jugó contra el Rayo Vallecano. Los hinchas reclaman no poder asistir al estadio con sus familias como lo harían durante un fin de semana.

 

 

Síguenos también en:

Instagram: @DeportesTCS
Facebook: DeportesTCS

Twitter: @DeportesTCS